Selvazama: una apuesta hacia el futuro de nuestro planeta.

Entre la selva y la inmensidad del mar de Tulum se encuentra este nuevo proyecto inmobiliario, cuya meta es crear un distrito urbano íntegramente sostenible, respetando los principios ancestrales de la cultura maya local.

Cuando la desarrolladora inmobiliaria Zamá Desarrollos tuvo la idea de crear Selvazama su objetivo principal estuvo orientado en respetar el lugar y los recursos naturales que lo componen hasta el más mínimo detalle. Desde la arquitectura hasta el mobiliario urbano fueron creados bajo los más altos estándares sustentables. Y no sólo eso, la posibilidad de crear un distrito urbano con movilidad sostenible era una de sus prioridades.

Si bien Tulum es una ciudad donde hay conciencia colectiva sobre el cuidado del medioambiente y cada vez son más las personas que eligen moverse en bicicleta o ir caminando, según los datos compartidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los vehículos a motor continúan siendo los responsables de una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero, grandes desencadenantes del cambio climático en el planeta. Por eso ciudades como Amsterdam, Seúl, Copenhague y, sin ir más lejos, Ciudad de México, están apostando por proyectos innovadores enfocados en una movilidad responsable para con el medio ambiente.

Este nuevo complejo turístico de viviendas, ubicado en medio de la selva, da un paso más. En principio, el diseño fue completamente adaptado a la vegetación del lugar para no alterar la naturaleza en ningún aspecto.

Los caminos peatonales fueron pensados de forma tal que todos los circuitos y diferentes puntos del predio sean de fácil recorrido y acceso para ir a pie o en bicicleta.

También cuenta con estaciones de recarga para vehículos eléctricos para quienes decidan tenerlo, al igual que estaciones para cambiar de vehículo motorizado al eléctrico para transitar dentro del lugar.

“Los beneficios de la movilidad sustentable son infinitos. Evitan la contaminación – tanto del aire como sonora – , accidentes de tránsito, congestión de vehículos, y, como dato no menor, permite cuidar la economía evitando grandes gastos en gasolina, taxi y boletos”, explica el Ing. Rodolfo Rosas, pionero y socio de Zamá Desarrollos.

Entorno sustentable para mejorar la calidad de vida

Si bien la propuesta de un distrito con movilidad sostenible es muy prometedora, Selvazama es mucho más que sólo eso. Está enfocada en crear una comunidad consciente a partir de la creación de nuevas conexiones humanas a través del arte, la creatividad, la tecnología, el aprendizaje y la responsabilidad, todo esto bajo los principios de la comunidad ancestral maya, tan presente en el Caribe Mexicano.

En la planeación del proyecto, Zamá Desarrollos identificó que lo importante era encontrar los espacios y elementos que detonaran la interconexión entre la comunidad, si bien con ayuda de la naturaleza y la belleza propia del lugar, pero también sumando tecnología y tendencias del Siglo 21.

Tulum fue el lugar elegido para poner en marcha este ambicioso proyecto, por los recursos que posee, al igual que la energía y los valores que esta ciudad transmite en cuanto al cuidado del planeta. Esta concepción y lifestyle la ha llevado a recibir una cantidad impresionante de turistas y nuevos residentes que apuestan a esta manera de vivir, mucho más tranquila, conectada con la naturaleza y despojada de la vorágine de las grandes ciudades.

“Lo que buscamos es cubrir las necesidades de aquellas personas interesadas en vivir en Tulum, principalmente de gente creativa, que tiene mucho por aportar”, comenta Rosas, pionero de Aldea Zamá, el exitoso proyecto anterior a Selvazama.

En esa línea, Selvazama crea el camino para aquellas personas que buscan el autoconocimiento y la transformación, y cada vez son más. El momento para hacer el cambio es hoy y este lugar lo tiene todo: el corazón, la mente humana para preservar e innovar y las piernas para moverse libre entre su rica historia y el futuro lleno de esperanza.

 

Fuente : Forbes Content, agosto 8, 2021 @ 8:00 am

Nota completa: https://www.forbes.com.mx/ad-selvazama-apuesta-futuro-nuestro-planeta/

 

Tulum: un destino para retirarse en libertad

Selvazama ofrece una calidad de vida óptima para futuros residentes, turistas, inversionistas y, por supuesto, a aquellos quienes desean retirarse en la seducción de Tulum.

El mundo está lleno de lugares asombrosos, cargados de cultura y de tradiciones dignas de conocer, con personas que sin dudarlo están dispuestas a enseñar a todo visitante. Pero, entre todos estos lugares, hay uno que se distingue como revolución y apertura para los sentidos. Un lugar que es anfitrión de una espectacular exposición de arte y naturaleza con libertad para crear, desarrollar, pensar y hacer; para no temer, sino aventurarse a realizar todo lo imaginable.

Ubicado en una de las regiones más privilegiadas del Caribe Mexicano, Tulum trascendió los límites al ser un destino turístico y recreativo para convertirse en un paraíso donde cimentar raíces para disfrutar de una vida plena en libertad.

En los últimos años, esta ciudad ha experimentado una interesante expansión urbana, comercial, inmobiliaria, cultural y social junto a otras playas maravillosas del rico estado de Quintana Roo, reflejando un crecimiento del 6.2% de visitantes gracias a su conexión de servicios y embriagantes escenarios sumergidos entre selva y mar.

En este sentido, la publicación International Living -especializada en ranking de mejores destinos para retirarse- ubicó al Caribe Mexicano en la tercera posición gracias a su estilo de vida, posibilidades de emprendimiento y comunidad adaptable. Muchos extranjeros, en su mayoría canadienses y americanos, han decidido retirarse en México, seducidos por la costa caribeña.

Bajo su concepción de una poderosa visión, Tulum invita a quedarse y disfrutar de toda su oferta: el valor por la enorme herencia de las comunidades mayas, la dualidad de la jungla y el mar, sus servicios públicos, acceso a hospitales, bancos y supermercados, la fácil movilidad y la cercanía de todo, su gran y exclusiva oferta gastronómica, y por supuesto, los desarrollos inmobiliarios que no dejan de crecer.

Calidad de vida en Tulum

El lujo de vivir entre la selva y el mar, coexistiendo en equilibrio con los recursos naturales que nos ofrece la Tierra, es posible en Tulum. Esta ciudad invita a recorrer las huellas arquitectónicas del pasado, visitar una reserva natural declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco -Sian Ka’an-, e incluso, sumergirse en la profundidad de los cenotes.

Durante la década pasada el número de norteamericanos se ha incrementado notablemente y este crecimiento se puede medir en cierta forma por el alto número de desarrollos residenciales a gran escala. El desarrollo inmobiliario Aldea Zamá, distrito urbano base para el desarrollo y crecimiento ordenado de Tulum, creado por Zamá Desarrollos, es claro ejemplo de esto.

Así, nuevas propuestas nacen en el paraíso caribeño: Selvazama es la nueva apuesta de Zamá Desarrollos que busca refrescar la oferta de los grandes complejos de vivienda y hotel y dar pie a un nuevo distrito urbano, rescatando una visión de valores, conexión humana, así como también de educacion sustentable, como es el caso de Green School Tulum, cuyo objetivo es formar a los líderes ecológicos del futuro.

Con una visión sostenible y estrictos estándares de calidad, se alzará en el corazón de la selva un desarrollo que engloba naturaleza, espiritualidad y conciencia ecológica y social dignas de Tulum.

Alejado del circuito hotelero, con una visión sostenible y estrictos estándares de calidad, los proyectos dentro de Selvazama prometen un compromiso con el ambiente.

“Selvazama busca ser esa comunidad que propicie una experiencia de vida sustentable y responsable que acompañe la transformación de la región. El objetivo es crear un espacio integral basado en la cultura y que conserve los valores de respeto hacia el medio ambiente”, expresa el ingeniero Rodolfo Rosas, uno de los pioneros del desarrollo.

Este proyecto ofrece una calidad de vida óptima para futuros residentes, turistas, inversionistas y, por supuesto, a aquellos que deseen jubilarse y retirarse a vivir entre la belleza de Tulum.

Retirarse en el paraíso es posible: cada vez más sencillo y tentador. Hazlo posible en Selvazama, un hogar en el paraíso.

Fuente : Forbes Content, Junio, 2021 @ 8:00 am

Nota completa: https://www.forbes.com.mx/ad-tulum-destino-retirarse-libertad/

Tulum: historia de un paraíso en expansión

Durante los últimos años, Quintana Roo vive un importante crecimiento en innovación y movilidad, seduciendo a residentes dispuestos a invertir en el desarrollo de la región.

Mar turquesa, arena blanca, paisajes arqueológicos alucinantes, buen clima, vida cultural y oportunidades para el desarrollo laboral y personal. Todo esto y más en un solo lugar: Tulum. Considerada por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) como una de las mejores ciudades del mundo para vivir, esta región en Riviera Maya atraviesa un proceso de expansión a gran escala.

Entre sus grandes atractivos destaca la biosfera de Sian Ka’an, reserva declarada Patrimonio de la Humanidad, la cual conserva nueve ecosistemas y es hogar de diversas especies en peligro de extinción.

Antes que el turismo llegara a la región, este majestuoso lugar natural era conocido como Zamá: amanecer o renacer en maya, haciendo referencia a la ubicación de la ciudad que apunta al este, donde el sol nace e ilumina cada rincón. Luego, pasó a conocerse como Tulum, o “muralla” en maya, nombre que se le dio al ser encontrada en ruinas por los exploradores modernos del siglo XIX.

En cuestión de progreso y tecnología, Tulum no se queda atrás: durante los últimos años, Quintana Roo ha vivido un crecimiento importante en cuanto a innovación en movilidad seduciendo a nuevos residentes e inversionistas dispuestos a hacer crecer aún más esta región.

Tulum ofrece accesibilidad de carreteras y cercanía al aeropuerto internacional de Cancún. Y sumado a esto, ya fue anunciada la inminente construcción del aeropuerto de Tulum que brindará aún más conectividad a los viajeros.

Asimismo, el Tren Maya es un proyecto federal que supone una ampliación de un plan previo de 900 kilómetros que abarcará Quintana Roo, Chiapas y Tabasco. Hoy, la planeación alcanza 1.500 kilómetros e incluye a Campeche y Yucatán, lo cual hará más fácil la movilidad para los residentes, y además significa una oportunidad para impulsar la industria de la construcción.

Ciudades como Cancún, Playa del Carmen y Tulum son el epicentro de la actividad turística y la inversión extranjera en el estado y, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, la inversión aumentó 50% tan sólo en 2019.

Tulum tiene el encanto de un estilo de vida boho chic, relajado y muy consciente del entorno, mismo que inspira a empresarios, nómadas digitales y desarrollistas para mudarse a este paraíso con una mirada ecológica y sustentable.

Esto ha hecho que distintos desarrolladores vean su potencial, ejemplo de ello es Zamá Desarrollos, un complejo con presencia en la zona desde hace tres décadas.

Zamá Desarrollos ha consolidado distintos proyectos que comulgan con el espíritu de la comunidad, en Playa del Carmen: Volta, L Condos, La Escondida y Arcos Bambú. En Tulum: Paramar Viva, Luum Zamá, Artia, Nuuch, Templia, Essentia, y Aldea Zamá. Este último, ubicado en el corazón de Tulum, ofrece lotes multifamiliares, mixtos y comerciales que permiten crear un espacio de vida propio o un modelo de inversión.

Su infraestructura excepcional define la vida moderna en Tulum, fusionando el misticismo con la vida contemporánea. Luego del éxito inmobiliario de Aldea Zamá, Rodolfo Rosas y su equipo han decidido apostar a otro lujo a gran escala: Selvazama, un lugar de descanso en medio de la jungla, lejos del circuito hotelero y en un reducido ambiente de comunidad.

Aldea Zamá y Selvazama prometen un equilibrio entre lujo, diseño vanguardista y visión ecológica, volviendo imposible no verse encantado por este espacio.

Fuente: https://www.forbes.com.mx/brand-voice/ad-tulum-historia-de-un-paraiso-en-expansion/

Selvazama, un nuevo despertar en Tulum.

Ubicado en una de las zonas más privilegiadas de la Riviera Maya, este nuevo destino promete destacar como un lugar de descanso con entorno orgánico y relajado, lejos del circuito hotelero y con un diseño arquitectónico que se pierde entre la selva.

Parece un sueño, pero es real. La premisa es ambiciosa: vivir en la selva paradisíaca del Caribe Mexicano, a unos pocos metros del mar y con el sentido de la comunidad ancestral maya que sustenta la cosmovisión y el respeto por la naturaleza.

El desarrollo creativo en Tulum no se detiene. Este destino milenario se mantiene como uno de los sitios preferidos entre visitantes de todo el mundo.

Es una realidad que el Caribe Mexicano tiene un imán que atrae y seduce a quienes lo visitan, y es por eso que muchos lo eligen para constituir un patrimonio.

Es así como Selvazama se prepara para destacar como un lugar de descanso, con un entorno orgánico y relajado, lejos del circuito hotelero, con un ambiente de comunidad cerrado y un diseño arquitectónico que se pierde entre la selva.

Luego del éxito inmobiliario de Aldea Zamá, el ingeniero civil Rodolfo Rosas apuesta una vez más en un segundo proyecto que seguirá expandiendo el crecimiento sostenible de la región, a través de tres principios para conseguir sus objetivos: creatividad, bienestar y educación.

Luego del éxito inmobiliario de Aldea Zamá, el ingeniero civil Rodolfo Rosas apuesta una vez más en un segundo proyecto que seguirá expandiendo el crecimiento sostenible de la región, a través de tres principios para conseguir sus objetivos: creatividad, bienestar y educación.

Con una visión sostenible y estrictos estándares de calidad, los proyectos dentro de Selvazama prometen un compromiso con el ambiente, generando una experiencia que engloba naturaleza, espiritualidad, y conciencia ecológica y social dignas de Tulum.

Selvazama busca ser esa comunidad que propicie una experiencia de vida sustentable y responsable que acompañe la transformación de la región. El objetivo es crear un espacio integral basado en la cultura y que conserve los valores de respeto hacia el medio ambiente”, expresa el ingeniero Rodolfo Rosas, uno de los pioneros del desarrollo.

La filosofía de Selvazama promueve el ecoturismo, los viajes de transformación y la compra de segundas viviendas. Da la oportunidad de un cambio, una mejora en la calidad de vida para los futuros residentes, turistas y, por supuesto, inversionistas que quieran sumarse.

El proyecto simboliza un nuevo despertar tanto para Tulum como para sus alrededores.

Los proyectos en Selvazama representan estas tres áreas que impulsan la integración social con la comunidad: Tulum Center, un espacio para actividades culturales que cuenta con un anfiteatro rodeado de árboles tropicales; Parque Arte, con un área total de 135,000 m2 de selva pura y Centro Holístico, un santuario para poner en eje cuerpo, mente y espíritu. Ofrece diversos servicios de bienestar como medicina estética, clases de yoga y nutrición.

 

 

Fuente:   https://www.forbes.com.mx/ad-selvazama-nuevo-despertar-tulum/

Green School Tulum – Workshop

Workshop y recorrido del sitio donde se ubicará la futura Green School, Selvazama Tulum, con John Hardy fundador de Green School Bali.