Momento de dejar atrás.

Es tiempo de reconocernos. Somos orgullosamente mexicanos, no Venezuela.

Es momento de dejar atrás la soberbia y echarle ganas, entre todos, a la construcción de un mejor México.

Ha sido muy dura la vida para millones de los mexicanos ofendidos por muchos años y también ahora para los soberbios que únicamente critican y consideran a los demás como ignorantes por su preferencia política y por su pobreza económica.

Las del pasado domingo han sido las elecciones más concurridas en la historia democrática del país. No creo que esto sea un signo de estupidez, es triste pensar que el resultado es por la ignorancia de la mayoría de los mexicanos.

No hay democracia perfecta, pero no es posible aceptar que la democracia vaya en contra de lo que México necesita. Tampoco creo que el nuevo gobierno les vaya a quitar lo pobre y lo retrasado mentales, como dicta la soberbia.

Lo que estamos viendo es que el país ya nos está cobrando el retraso de la educación que nos han proporcionado los anteriores gobiernos. Hemos vivido pensando que por tener una mejor situación económica y educativa somos mejores que los que no han tenido estas oportunidades.

Es tiempo de ir dejando atrás las palabras ofensivas, los desprecios, los malos pronósticos, los memes ofensivos y distractores, y de hacer cada uno nuestra parte para trabajar desde nuestra respectiva trinchera por una mejor sociedad mexicana, y de dar la oportunidad al nuevo gobierno electo democráticamente.

Rodolfo Rosas Moya. 3 de julio 2018