Selvazama: una apuesta hacia el futuro de nuestro planeta.

Entre la selva y la inmensidad del mar de Tulum se encuentra este nuevo proyecto inmobiliario, cuya meta es crear un distrito urbano íntegramente sostenible, respetando los principios ancestrales de la cultura maya local.

Cuando la desarrolladora inmobiliaria Zamá Desarrollos tuvo la idea de crear Selvazama su objetivo principal estuvo orientado en respetar el lugar y los recursos naturales que lo componen hasta el más mínimo detalle. Desde la arquitectura hasta el mobiliario urbano fueron creados bajo los más altos estándares sustentables. Y no sólo eso, la posibilidad de crear un distrito urbano con movilidad sostenible era una de sus prioridades.

Si bien Tulum es una ciudad donde hay conciencia colectiva sobre el cuidado del medioambiente y cada vez son más las personas que eligen moverse en bicicleta o ir caminando, según los datos compartidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los vehículos a motor continúan siendo los responsables de una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero, grandes desencadenantes del cambio climático en el planeta. Por eso ciudades como Amsterdam, Seúl, Copenhague y, sin ir más lejos, Ciudad de México, están apostando por proyectos innovadores enfocados en una movilidad responsable para con el medio ambiente.

Este nuevo complejo turístico de viviendas, ubicado en medio de la selva, da un paso más. En principio, el diseño fue completamente adaptado a la vegetación del lugar para no alterar la naturaleza en ningún aspecto.

Los caminos peatonales fueron pensados de forma tal que todos los circuitos y diferentes puntos del predio sean de fácil recorrido y acceso para ir a pie o en bicicleta.

También cuenta con estaciones de recarga para vehículos eléctricos para quienes decidan tenerlo, al igual que estaciones para cambiar de vehículo motorizado al eléctrico para transitar dentro del lugar.

“Los beneficios de la movilidad sustentable son infinitos. Evitan la contaminación – tanto del aire como sonora – , accidentes de tránsito, congestión de vehículos, y, como dato no menor, permite cuidar la economía evitando grandes gastos en gasolina, taxi y boletos”, explica el Ing. Rodolfo Rosas, pionero y socio de Zamá Desarrollos.

Entorno sustentable para mejorar la calidad de vida

Si bien la propuesta de un distrito con movilidad sostenible es muy prometedora, Selvazama es mucho más que sólo eso. Está enfocada en crear una comunidad consciente a partir de la creación de nuevas conexiones humanas a través del arte, la creatividad, la tecnología, el aprendizaje y la responsabilidad, todo esto bajo los principios de la comunidad ancestral maya, tan presente en el Caribe Mexicano.

En la planeación del proyecto, Zamá Desarrollos identificó que lo importante era encontrar los espacios y elementos que detonaran la interconexión entre la comunidad, si bien con ayuda de la naturaleza y la belleza propia del lugar, pero también sumando tecnología y tendencias del Siglo 21.

Tulum fue el lugar elegido para poner en marcha este ambicioso proyecto, por los recursos que posee, al igual que la energía y los valores que esta ciudad transmite en cuanto al cuidado del planeta. Esta concepción y lifestyle la ha llevado a recibir una cantidad impresionante de turistas y nuevos residentes que apuestan a esta manera de vivir, mucho más tranquila, conectada con la naturaleza y despojada de la vorágine de las grandes ciudades.

“Lo que buscamos es cubrir las necesidades de aquellas personas interesadas en vivir en Tulum, principalmente de gente creativa, que tiene mucho por aportar”, comenta Rosas, pionero de Aldea Zamá, el exitoso proyecto anterior a Selvazama.

En esa línea, Selvazama crea el camino para aquellas personas que buscan el autoconocimiento y la transformación, y cada vez son más. El momento para hacer el cambio es hoy y este lugar lo tiene todo: el corazón, la mente humana para preservar e innovar y las piernas para moverse libre entre su rica historia y el futuro lleno de esperanza.

 

Fuente : Forbes Content, agosto 8, 2021 @ 8:00 am

Nota completa: https://www.forbes.com.mx/ad-selvazama-apuesta-futuro-nuestro-planeta/

 

Herencia de Tulum, un ejemplo para la humanidad

Identificado como un lugar de transformación, Selvazama es un destino de descanso sustentable, alejado del ruido y del caos, lo que permite a huéspedes y visitantes conectar con el paraíso en Tulum.
Abrazar, valorar y cuidar son las tres premisas por las cuales Rodolfo Rosas, pionero de la desarrolladora Zamá Desarrollos, guió su decisión por liderar la creación de Selvazama, un nuevo proyecto inmobiliario tras el éxito de Aldea Zamá, en Tulum, consciente de que el futuro ha llegado y, con él, cada vez más gente apuesta por viviendas sustentables que promuevan respeto, educación y protección de la naturaleza.

Tulum es uno de los destinos más elegidos para vacacionar, vivir, e incluso retirarse. Selva, fauna y un enigmático mar turquesa hacen de este lugar uno mágico al momento de decidirse. No obstante, en el último tiempo, su conciencia por preservar todas estas joyas naturales lo ha posicionado dentro del mapa como uno de los puntos favoritos de las nuevas generaciones para migrar.

La pandemia por el Covid-19 y la popularización del trabajo remoto pusieron en una perspectiva mayor la posibilidad de trabajar desde cualquier parte del mundo: los llamados “nómades digitales”. Ellos, en su mayoría, buscan lugares paradisíacos, y que a su vez los valores, como por ejemplo mantener un estilo de vida sostenible, sean acordes a sus principios. Este escenario le valió al Caribe Mexicano la llegada de cientos de trabajadores extranjeros buscando asentarse en el último año.

 

Teniendo en cuenta el contexto y las necesidades, el proyecto inmobiliario Selvazama llega en el momento adecuado. Con una visión sostenible y estrictos estándares de calidad, promueve un compromiso con el medioambiente, dando como resultado una experiencia que combina naturaleza, espiritualidad y conciencia ecológica y social, basado en los principios ancestrales de la comunidad maya.

Selvazama se identifica como un lugar de transformación: alejado del ruido y del caos, permite conectar a quien vaya de visita o viva allí con la Madre Tierra, con uno mismo y los demás, sentando las bases para una vida con propósito, en medio del paradisíaco Tulum. Por otro lado, este espacio genera una conciencia colectiva sobre los recursos del área, cómo protegerlos de forma tal que puedan ser disfrutados por futuras generaciones.

Fuente : Forbes Content, julio 23, 2021 @ 8:00 am

Nota completa: https://www.forbes.com.mx/ad-herencia-tulum-selvazama…/

Tulum: historia de un paraíso en expansión

Durante los últimos años, Quintana Roo vive un importante crecimiento en innovación y movilidad, seduciendo a residentes dispuestos a invertir en el desarrollo de la región.

Mar turquesa, arena blanca, paisajes arqueológicos alucinantes, buen clima, vida cultural y oportunidades para el desarrollo laboral y personal. Todo esto y más en un solo lugar: Tulum. Considerada por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) como una de las mejores ciudades del mundo para vivir, esta región en Riviera Maya atraviesa un proceso de expansión a gran escala.

Entre sus grandes atractivos destaca la biosfera de Sian Ka’an, reserva declarada Patrimonio de la Humanidad, la cual conserva nueve ecosistemas y es hogar de diversas especies en peligro de extinción.

Antes que el turismo llegara a la región, este majestuoso lugar natural era conocido como Zamá: amanecer o renacer en maya, haciendo referencia a la ubicación de la ciudad que apunta al este, donde el sol nace e ilumina cada rincón. Luego, pasó a conocerse como Tulum, o “muralla” en maya, nombre que se le dio al ser encontrada en ruinas por los exploradores modernos del siglo XIX.

En cuestión de progreso y tecnología, Tulum no se queda atrás: durante los últimos años, Quintana Roo ha vivido un crecimiento importante en cuanto a innovación en movilidad seduciendo a nuevos residentes e inversionistas dispuestos a hacer crecer aún más esta región.

Tulum ofrece accesibilidad de carreteras y cercanía al aeropuerto internacional de Cancún. Y sumado a esto, ya fue anunciada la inminente construcción del aeropuerto de Tulum que brindará aún más conectividad a los viajeros.

Asimismo, el Tren Maya es un proyecto federal que supone una ampliación de un plan previo de 900 kilómetros que abarcará Quintana Roo, Chiapas y Tabasco. Hoy, la planeación alcanza 1.500 kilómetros e incluye a Campeche y Yucatán, lo cual hará más fácil la movilidad para los residentes, y además significa una oportunidad para impulsar la industria de la construcción.

Ciudades como Cancún, Playa del Carmen y Tulum son el epicentro de la actividad turística y la inversión extranjera en el estado y, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, la inversión aumentó 50% tan sólo en 2019.

Tulum tiene el encanto de un estilo de vida boho chic, relajado y muy consciente del entorno, mismo que inspira a empresarios, nómadas digitales y desarrollistas para mudarse a este paraíso con una mirada ecológica y sustentable.

Esto ha hecho que distintos desarrolladores vean su potencial, ejemplo de ello es Zamá Desarrollos, un complejo con presencia en la zona desde hace tres décadas.

Zamá Desarrollos ha consolidado distintos proyectos que comulgan con el espíritu de la comunidad, en Playa del Carmen: Volta, L Condos, La Escondida y Arcos Bambú. En Tulum: Paramar Viva, Luum Zamá, Artia, Nuuch, Templia, Essentia, y Aldea Zamá. Este último, ubicado en el corazón de Tulum, ofrece lotes multifamiliares, mixtos y comerciales que permiten crear un espacio de vida propio o un modelo de inversión.

Su infraestructura excepcional define la vida moderna en Tulum, fusionando el misticismo con la vida contemporánea. Luego del éxito inmobiliario de Aldea Zamá, Rodolfo Rosas y su equipo han decidido apostar a otro lujo a gran escala: Selvazama, un lugar de descanso en medio de la jungla, lejos del circuito hotelero y en un reducido ambiente de comunidad.

Aldea Zamá y Selvazama prometen un equilibrio entre lujo, diseño vanguardista y visión ecológica, volviendo imposible no verse encantado por este espacio.

Fuente: https://www.forbes.com.mx/brand-voice/ad-tulum-historia-de-un-paraiso-en-expansion/

Turismo wellness, un viaje al interior – Selvazama

Gracias a los beneficios en salud física y mental, el turismo de bienestar destaca entre las nuevas tendencias de viaje, ofreciendo actividades saludables como la alimentación y la energía en equilibrio.

Vacaciones, relax y sanación: un paquete perfecto. La creciente popularidad de los retiros de salud y bienestar es testimonio del interés por el cuidado físico y espiritual en aumento, incluso a la hora de irse de vacaciones.

Las formas de viajar evolucionan y cada vez más los viajeros buscan conocer destinos que aporten a su salud mental y física, realizando actividades saludables y comiendo de una forma sana y equilibrada. Esto es lo que se conoce como turismo de bienestar o turismo wellness.

Durante el tiempo que la persona se encuentra de viaje, el objetivo es realizar actividades como mindfulness, yoga y meditación, e incluso, la adopción de una dieta totalmente saludable. ¿El objetivo? regresar del viaje con una sensación de renovación para cuerpo y mente.

El turismo de bienestar destaca como el sector de más rápido crecimiento, con un aumento del 10% durante 2019, tendencia que ha vuelto a repuntar durante la pandemia y que parece haberse instalado favorablemente en el sector hotelero.

Según el Global Wellness Summit, los viajeros globales toman alrededor de 586 millones de viajes de bienestar cada año y abarca el 15% del turismo a nivel mundial, sólo por debajo del turismo cultural. Los viajeros de bienestar gastan aproximadamente un 130% más que el viajero promedio.

Las mejores opciones físicas fusionan actividad y naturaleza, dos claves del turismo wellnes.

Países como México ofrecen un sinfín de propuestas para los viajeros que buscan equilibrar cuerpo y alma. Ejemplo de ello es el Caribe Mexicano, con un escenario estrella: Tulum.

Slow living, rituales ancestrales, temazcal y retiros espirituales, hacen posible reconectarse con el mundo interior, mientras que actividades como yoga y meditación frente al mar hacen de Tulum un destino perfecto para lograr un descanso integral y reparador.

Asimismo, las playas de Tulum favorecen a los deportes acuáticos como buceo, snorkelling y nado por los cenotes; paseos en bicicleta y caminatas sobre la arena. Tulum se consolida como el destino turístico de bienestar personal con más crecimiento en México.

Consciente de esta nueva tendencia turística, Zamá Desarrollos se posiciona como la desarrolladora inmobiliaria que direcciona la vanguardia arquitectónica en Riviera Maya, a cargo del ingeniero Rodolfo Rosas y sus socios.

Para que los visitantes tengan una experiencia de lo más satisfactoria, Zamá Desarrollos presenta Selvazama, una nueva apuesta que busca refrescar la oferta de los grandes complejos de vivienda y hotel, rescatando una visión de valores, conexión humana y centros educativos para iniciar un distrito urbano.

El residencial Selvazama incluirá tres áreas pensadas especialmente para impulsar la integración social con la comunidad, una de las cuales se llamará Centro Holístico. Este es un santuario para poner en eje cuerpo, mente y espíritu, que ofrecerá diversos servicios de bienestar como medicina estética, clases de yoga y nutrición, donde cada residente podrá desconectar y cargarse de energías, logrando el bienestar y equilibrio personal.

Este desarrollo es una apuesta por la conexión con el ser. Los diferentes abordajes se complementan para tratar al ser como un todo, y esos servicios surgen de la cultura o los alrededores naturales del destino.

El Centro Holístico fue creado bajo un diseño 100% eco-sustentable, con talleres de cuidado ambiental que permiten un verdadero estilo de vida en equilibrio con la naturaleza.

Selvazama es el segundo proyecto residencial de Zamá Desarrollos en Tulum, al que se aventura luego del gran éxito de Aldea Zamá, distrito urbano base para el desarrollo y crecimiento ordenado en Tulum.

Fuente: https://www.forbes.com.mx/brand-voice/ad-turismo-wellness-un-viaje-al-interior/

Nómadas digitales, un estilo de vida con libertad del movimiento.

Tras la llegada de la pandemia por COVID-19, profesionales de todas las industrias afrontaron un reto inesperado: la necesidad de trabajar a distancia sin sacrificar creatividad ni productividad. Sin embargo, esta limitación pasó a convertirse en una oportunidad sin precedentes, gracias a que materializó la posibilidad de habitar y trabajar desde cualquier lugar del mundo, con nada más que una buena conexión a internet.

En este sentido, a las personas que han decidido vivir de una forma mucho más liviana se les denomina “nómadas digitales”. Si bien esta es una tendencia que entró en auge a raíz de la contingencia sanitaria, el término es conocido desde la década de los 90, con el nacimiento de la tecnología digital que rompió con las estructuras laborales por primera vez en la historia.

Sin embargo, este peculiar estilo de vida va mucho más allá de sólo tener una buena conexión Wi-Fi. Los nómadas digitales necesitan un contexto favorecedor que les permita desarrollar sus actividades libremente. Es por eso que muchas veces eligen espacios de trabajo compartidos, o bien, que ofrecen la posibilidad de organizar eventos generando networking.

Así, naciones como México, República Checa y Portugal han introducido visas digitales para trabajadores autónomos, seduciéndolos a emigrar.

ZAMÁ
Nuevos escenarios

El caso de México es de los más tentadores, ya que es uno de los países más flexibles en comparación con otros en la región. Esto ha permitido que nómadas digitales, turistas y visitantes elijan al país entre los destinos favoritos para descansar y trabajar a distancia. De acuerdo con autoridades de migración, es posible permanecer en el territorio 180 días sin visado, con opción de extender 60 días más.

Sin lugar a duda, las playas del Caribe Mexicano destacan entre los destinos más visitados en el país. Ejemplo de ello es Tulum, región maya conformada por un perfecto hábitat para recibir a quienes desean desconectarse del ritmo de vida cotidiano y rodearse de un escenario embriagante.

Este paraíso terrenal es considerado como una de las mejores ciudades para vivir. El Instituto Mexicano para la Competitividad señala que la ciudad registra un crecimiento relevante en innovación, movilidad, calidad de vida e inversión.

Ante una importante cantidad de emprendedores digitales, Tulum espera la llegada de muchos inversores más una vez que los vuelos recuperen su frecuencia. La clave para ser nómadas digitales es diversificar la búsqueda de las diferentes oportunidades, no sólo a la espera de ofrecimiento sino ante la posibilidad de gestionar otras alternativas de inversión.

Asimismo, el mercado inmobiliario atraviesa un momento de gran expansión en Tulum, gracias a que las propiedades en la zona adquieren un valor altamente rentable, favoreciendo a la plusvalía en la región.

Dentro de este mercado destaca Zamá Desarrollos, la desarrolladora liderada por Rodolfo Rosas y sus socios, quienes con más de 30 años de experiencia en desarrollo inmobiliario en el Caribe Mexicano y la península de Yucatán buscan desarrollar el crecimiento económico de sus socios por medio de proyectos que tengan un impacto positivo en la formación de nuevas comunidades.

La infraestructura excepcional define la vida moderna en Tulum, fusionando el misticismo con la vida contemporánea.  Todo eso engloba el lujo de experiencia, el diseño y el slow living.

ZAMÁ

Luego del éxito inmobiliario de Aldea Zamá, Rodolfo Rosas y su equipo han decidido apostar a otro lujo a gran escala: Selvazama. Lejos del circuito hotelero, en un ambiente de comunidad cerrado, con una arquitectura de calidad que se pierde entre la selva y se integra con el espíritu local, nace este espacio basado en la creatividad, bienestar y educación. 

Aldea Zamá y próximamente Selvazama, prometen un estilo de vida ideal para estos digital nomads, que pueden ser empresarios y freelancers. Contará con espacios de coworking y un anfiteatro, permitirá trasladar actividades laborales como eventos y reuniones, que hasta hace poco sólo se realizaban en grandes ciudades.

Además, incluye lotes exclusivos y multifamiliares, cuenta con servicios residenciales y hoteleros, así como tres cautivadoras áreas:

Tulum Center, dedicado a manifestaciones culturales y laborales.

Parque Arte, un área de 135,000 m2 de selva pura para relajarse.

Centro Holístico, un santuario que ofrece servicios de bienestar.

Cada vez más, los visitantes extranjeros con visión empresarial eligen Tulum como centro para realizar sus actividades laborales rodeados por mar y selva, representando un impulso económico para la región.

Los nómadas digitales son un potencial fenómeno que atrae la atención de grandes inversionistas y desarrolladores, quienes seguirán ideando espacios perfectos para recibir a aquellos que desean expandir su creatividad desde el paraíso caribeño.

Selvazama, un nuevo despertar en Tulum.

Ubicado en una de las zonas más privilegiadas de la Riviera Maya, este nuevo destino promete destacar como un lugar de descanso con entorno orgánico y relajado, lejos del circuito hotelero y con un diseño arquitectónico que se pierde entre la selva.

Parece un sueño, pero es real. La premisa es ambiciosa: vivir en la selva paradisíaca del Caribe Mexicano, a unos pocos metros del mar y con el sentido de la comunidad ancestral maya que sustenta la cosmovisión y el respeto por la naturaleza.

El desarrollo creativo en Tulum no se detiene. Este destino milenario se mantiene como uno de los sitios preferidos entre visitantes de todo el mundo.

Es una realidad que el Caribe Mexicano tiene un imán que atrae y seduce a quienes lo visitan, y es por eso que muchos lo eligen para constituir un patrimonio.

Es así como Selvazama se prepara para destacar como un lugar de descanso, con un entorno orgánico y relajado, lejos del circuito hotelero, con un ambiente de comunidad cerrado y un diseño arquitectónico que se pierde entre la selva.

Luego del éxito inmobiliario de Aldea Zamá, el ingeniero civil Rodolfo Rosas apuesta una vez más en un segundo proyecto que seguirá expandiendo el crecimiento sostenible de la región, a través de tres principios para conseguir sus objetivos: creatividad, bienestar y educación.

Luego del éxito inmobiliario de Aldea Zamá, el ingeniero civil Rodolfo Rosas apuesta una vez más en un segundo proyecto que seguirá expandiendo el crecimiento sostenible de la región, a través de tres principios para conseguir sus objetivos: creatividad, bienestar y educación.

Con una visión sostenible y estrictos estándares de calidad, los proyectos dentro de Selvazama prometen un compromiso con el ambiente, generando una experiencia que engloba naturaleza, espiritualidad, y conciencia ecológica y social dignas de Tulum.

Selvazama busca ser esa comunidad que propicie una experiencia de vida sustentable y responsable que acompañe la transformación de la región. El objetivo es crear un espacio integral basado en la cultura y que conserve los valores de respeto hacia el medio ambiente”, expresa el ingeniero Rodolfo Rosas, uno de los pioneros del desarrollo.

La filosofía de Selvazama promueve el ecoturismo, los viajes de transformación y la compra de segundas viviendas. Da la oportunidad de un cambio, una mejora en la calidad de vida para los futuros residentes, turistas y, por supuesto, inversionistas que quieran sumarse.

El proyecto simboliza un nuevo despertar tanto para Tulum como para sus alrededores.

Los proyectos en Selvazama representan estas tres áreas que impulsan la integración social con la comunidad: Tulum Center, un espacio para actividades culturales que cuenta con un anfiteatro rodeado de árboles tropicales; Parque Arte, con un área total de 135,000 m2 de selva pura y Centro Holístico, un santuario para poner en eje cuerpo, mente y espíritu. Ofrece diversos servicios de bienestar como medicina estética, clases de yoga y nutrición.

 

 

Fuente:   https://www.forbes.com.mx/ad-selvazama-nuevo-despertar-tulum/

Como recuperar el tiempo perdido este año | Forbes Conecta Turismo

En este Pimer Webinar #ForbesConecta Turismo, el Ing. Rodolfo Rosas Moya, presidente de Zamá Desarrollos, expuso la importancia de relacionar el turismo de Tulum, con la sustentabilidad y el medio ambiente.

El sector turístico, uno de los más importantes para la economía mexicana, también ha naufragado en medio de la tormenta del coronavirus.

¿Cómo harán los líderes de esta industria para llegar a tierras seguras en medio de la ‘nueva normalidad’?

Te contamos en nuestro webinar #ForbesConecta Turismo.

PRIMER FORO/WEBINAR FORBES DE TURISMO

Los invito al primer FORO/WEBINAR FORBES de TURISMO. El 30 de Julio 2020- 17:30 Horas, a través de la plataforma virtual Foro Forbes Conecta. (Facebook – You tube)

Se trata de una sesión en vivo con ponentes que presentarán diagnósticos, propuestas y soluciones para que México vuelva a ocupar el lugar que merece como un destino preferido del turismo internacional.

Educación sustentable – Conoce Green School Tulum

La educación también puede ser sustentable: conoce Green School Tulum, la institución que busca cultivar innovación y creatividad desde un entorno natural de aprendizaje, en Selvazama, Tulum.

Ubicada a tan solo unos kilómetros de las ruinas y playas de Tulum, Green School no solo es una escuela, sino un movimiento global para generar agentes de cambio y cuidar de nuestro futuro y el de nuestro planeta.

De acuerdo con Rodolfo Rosas Moya, promotor de Green School Tulum, Tulum necesita una escuela que pueda traer valores y conciencia colectiva y eso lo encontramos en Green School”.

De cara a un futuro de paz, cuidado y respeto mutuo. La escuela del futuro se está construyendo hoy. Y está preparando seres humanos más curiosos y más apasionados por el planeta. Green School forma parte de una red global de educación.

Conoce el nuevo rostro de la educación comandado por Selvazama.   (Nota realizada por Forbes.com.mx)

Green School Tulum – Workshop

Workshop y recorrido del sitio donde se ubicará la futura Green School, Selvazama Tulum, con John Hardy fundador de Green School Bali.